miércoles, 27 de enero de 2016

La Lista de los Deseos de la Luna


Quiero compartir contigo algo que hago todos los años. Es un ritual personal que diseñé en base al Sistema Pangea. Me gusta tanto que deseo compartirlo para que puedas celebrarlo. 

Desde el punto de vista místico todas las partes de este ritual conforman un marco que eleva tu ser llevándote a las cotas de la Luz Divina. A nivel practico te invita a detenerte un segundo y a reflexionar sobre tu vida. También te obliga a serenar tu mente, pues si quieres hacerlo bien, debes hacerlo en calma. La clave para hacerlo correctamente consiste en dejar que tu Yo más íntimo se manifieste y hable. Hecho con calma, sentimientos de trascendencia y paz produce resultados exquisitos. 

Se puede decir que es un ritual devocional. Yo lo practico todos los años. Puede celebrarse en cualquier mes del año, aunque yo lo hago a comienzos del año civil. Te recomiendo que lo hagas cuando la Luna esté llena, así contarás con la asistencia de la Gran Madre. El ritual consiste en practicar una meditación acerca de tus objetivos, pronunciar una llamada a la Diosa, dar las gracias por su ayuda y brindar por la Victoria. Es un trabajo sencillo y cargado de emoción. Lo pueden celebrar todas las personas amantes de la Diosa. Da igual que seas Wiccano, Neopagano, Hechicero, Asatrú, Chamánico, Metafísico, etc. Mientras creas en la Diosa puedes hacerlo. 

Te invito a que lo hagas  y experimentes por ti mismo. Recuerda que siempre puedes adaptarlo a tu estilo o variar las oraciones. Lo bueno de la espiritualidad libre y sin fronteras es que siempre puedes elegir. He aquí el modo de operar;

Prepara 1 papel pergamino y algo con lo que escribir. También necesitarás una copa de vino o zumo de frutas, 1 vela blanca, un plato con sal, incienso,1 flor o rama verde de tu preferencia y un objeto que tú asocies a tu vida espiritual (para el Wiccano puede ser el collar mágico o el Pentagrama).

Coloca tu espejo en el centro del altar. Simboliza la verdad de tu ser y la ley de semejanza. También es un recordatorio de que estas hablando con tu Yo Superior acerca de tu vida.

Delante del espejo coloca la vela blanca en un candelabro o un soporte seguro.

A la izquierda de la vela coloca la copa con vino (o el zumo).

A la derecha coloca el incienso.

Delante de la vela pon la flor tumbada o la rama que hayas escogido.

Abajo coloca un plato con sal.

Ahora tienes los elementos necesarios para hacer tu lista.

Relájate y entra en un estado de ánimo espiritual.

Toma una cerilla y prende la vela. Di tu nombre 3 veces.

A continuación afirma;

La Luz de la Diosa es Activa
La Luz de la Diosa es Vital
La Luz de la Diosa es Eterna

Respira profundamente y di;

Tu Luz Madre Santa guía mis pasos
Llenando mi Ser con tu Gran Bendición
Despierta en mi Alma la gracia sagrada
De darte servicio con fe y devoción

Entona el cántico pagano que saluda a los Dioses;

Eko, Eko, Azarak
Eko, Eko, Zomelak
Eko, Eko, Aradia
Eko, Eko, Cernunnos

(3 veces)

Prende el Incienso y cuando humee reza una oración que lo dirija.

Eleva mi oración a la Presencia de la Diosa
Purifica mi Morada con tu Amor y Bendición
Haz que mi palabra sea sabia y virtuosa
Haz que sea digna de invocar su Protección

Entona el cántico que afirma la vida;

Io, Evohé
Io, Evohé
Io, Evohé

Gracias Señora que estás junto a mí

A continuación recita una oración para conectarte a la Gran Madre.

La Oración Diaria del Servidor de la Diosa

Madre Eterna que estás en los cielos
En la Tierra, en el Mar y en Todo el Universo
Siempre alabado sea tu Vientre
Lleno de Luz y de todo lo viviente
Venga a nosotros tu santa radiación
Aportándonos la cura del amor y del perdón
Nuestra vida sea llena de la Luz que precipitas
Elevando nuestro ser hasta la Gloria de tu Reino
Danos hoy el Pan que vivifica nuestro cuerpo
Junto al vino de tu sangre que alimenta nuestro templo
Nuestro Yo sea contigo por la gracia de tu Verbo
Ahora y en la hora de la Luz, Amén.

Ahora tu interior está conectado al Sagrado Femenino. Es el momento de tomar el papel y escribir tu lista de deseos. A mí me gusta comenzar la lista poniendo;

Santa Madre, Diosa de la Tierra, ruego por mis deseos, concédeme…

Y a partir de aquí escribes lo que te gustaría lograr este año.

Atención. Vas a hacer tu lista de deseos, de modo que deben ser peticiones reales. Tus deseos deben ser razonables, coherentes con tu propia vida y sabios. Puedes pedir cosas materiales, mentales, espirituales, etc. Hay personas que no saben qué pedir, y si te pasa lo mismo deberás meditar sinceramente acerca de lo que te hace realmente feliz. Cualquier petición positiva es correcta. Puedes pedir cambiar los muebles del comedor, un trabajo nuevo, encontrar el amor, desarrollar tu visión o cualquier cosa que te haga feliz. Ten en cuenta que deben ser acordes a tu vida. Por lo que debes hacerlo en calma y con perspectiva.

Una vez hecha tu lista de deseos firmala y añade;

Gracias Gran Madre porque me has oído.

Ahora coloca la lista al pié de la vela.

Coloca tus manos en posición de invocación y recita el Mandato de la Diosa para que escuche tu petición;

Escuchad las palabras de la Gran Madre, la que en tiempos antiguos fue llamada por muchos nombres: Artemisa, Astarté, Diana, Melusina, Afrodita, Cerridwen, Isis, Dana, Brigith y por muchos otros nombres. 
Siempre que tengáis necesidad de alto, una vez al mes y mejor cuando la Luna esté llena, os reuniréis en algún lugar secreto, y me adoraréis a mí, la Reina de todas las brujas. 
Allí os reuniréis vosotros, los que buscáis el conocimiento pero que todavía no habéis encontrado sus más profundos secretos, pues yo os enseñaré lo que os es aún desconocido. Y seréis libres de toda esclavitud, y como símbolo de la libertad estaréis desnudos en vuestros ritos, y bailaréis y cantaréis, haréis música y el amor, todo en mi alabanza, pues mío es el éxtasis del Espíritu y el goce en la Tierra, pues mi Ley es el Amor hacia todos los seres. 
Mantened puro vuestro más alto ideal, avanzad siempre hacia él. No permitáis que nada os detenga u os desvíe del camino. Pues mía es la Puerta secreta que abre la Tierra de la Juventud, y mío son el Cáliz del vino de la Vida y el Caldero de Cerridwen que es el Santo Grial de la Inmortalidad. 
Yo Soy la Diosa de la Gracia, la que obsequia el goce a los corazones de los hombres. En la Tierra otorgo el conocimiento del Espíritu Eterno, y más allá de la muerte doy Paz y Libertad y reunión con los que ya se fueron. No pido nada en sacrificio, pues soy la Madre de todo lo viviente y mi Amor lo vierto por toda la Tierra.
Escuchad las palabras de la Diosa de las Estrellas, el polvo de cuyos pies conforma los cielos y cuyo cuerpo circunda el Universo. Yo Soy la belleza de la Tierra verde, y la Luna blanca entre las estrellas. Soy el misterio de las aguas y el deseo en el corazón del hombre. Alzaos y venid hacia mí, pues soy el Alma de la Naturaleza, la que da vida al Universo. De mí proceden todas las cosas, y a mí volverán todas. 
Y ante mi rostro, amado por Dioses y hombres, dejad que vuestro Ser Divino interior quede envuelto por el éxtasis del infinito. 
Que la adoración hacia mí esté en el corazón de quien se regocija, pues todos los actos de amor y placer son mis rituales. 
Que haya belleza y fortaleza, poder y compasión, honor y humildad, gozo y reverencia en nuestro interior.
Y vosotros que pensáis encontrarme, sabe que vuestra búsqueda no será satisfecha a menos que conozcáis el misterio. Si aquello que buscáis no se encuentra en vuestro interior, jamás lo encontraréis en el exterior. Pues yo he estado con vosotros desde el principio del tiempo y soy la que se alcanza al final del deseo. 
   
Recita todo el Mandato. Seguidamente toma la copa de vino y elevala hacia lo alto afirmando la presencia de la Gran Madre.

El Espíritu de la Diosa está sobre mí
Bendice mis empresas y proyectos
Alumbra mi camino con el Sol
Bendice mi morada con la Paz
Resguarda mi persona con tu Manto
Y extiende bendiciones a mi paso
Gracias Gran Madre Eterna porque estás aquí

Bebe un sorbo de la copa.

Levanta de nuevo la copa y afirma;

En Paz nos hemos encontrado
En Paz nos despedimos
Y en Paz nos volveremos a encontrar
Hasta nuestro próximo encuentro
Salve y Despedida

Vuelca la copa y derrama un poco de vino en el suelo. Es la bendición que derramas sobre la tierra y tu hogar.

Afirma;

Que esta tierra sea santa y bendita.

Deja la copa en la mesa y deja consumir la vela y el incienso.

Relájate y respira. El ritual ha terminado.

Cuando se haya consumido todo recoge tu lista de los deseos y conservala en un lugar privado. Puedes guardarla en tu altar o en un cajón. Los restos de sal y cenizas arrójalos al agua.

Cada Luna Llena repásala para ver como evoluciona tu lista.
Con forme pase el año irás trabajando para que tus deseos se cumplan.
Cuando alguno se cumpla, táchalo y pon al lado la palabra GRACIAS.

Al acabar el año puedes comprobar que algunos deseos se han cumplido y otros no se han logrado. Repite de nuevo la lista. Los deseos que no se hayan cumplido pero que sigan vigentes en tu mente pásalos a la nueva lista. La anterior quémala dando las gracias a la Diosa.

Te doy las gracias oh Gran Madre
Por todo lo bueno que me das cada día
Por ser Tú la Luz que guía mi Vida
Por darme el Amor que viene de Ti
Gracias Señora que estás junto a mí.

Nota; al practicar este rito comprobarás que la estructura del ritual (Sistema Pangea) no sólo nos sirve para conectar con la Diosa y contar con ella en nuestros proyectos sino que recuerda lo importante que es pedir desde el punto de vista elevado. A veces tendemos a lanzar peticiones al cosmos sin pensar lo que pedimos. Al escribir las peticiones dentro del marco pensamos serenamente antes de pedir nada. Creo que es lo mejor. El rito hace que filtres las peticiones erróneas y te mantiene en la ética. También sirve para ver nuestra evolución y comprobar los avances. Los resultados se van manifestando a lo largo del año. Cuando pasan los meses y ves lo que has pedido te sorprendes de los cambios producidos. Yo lo practico todos los años, y hacerlo me ayuda a fijar metas positivas en mi vida. La llamo la Lista de los Deseos de la Luna. Cada Luna llena la cojo y la leo de nuevo bajo la luz de la Luna. Hacerlo ante ella le da poder, de modo que hazlo así si lo dicta tu fe bruja.

¿Porqué no lo intentas?. Es un ritual magnífico. Puedes adaptarlo a tu fe y a tu modo operativo preferido. No importa. Siempre que lo hagas con amor y devoción saldrás beneficiado.

Sabio y Bendito Seas
El Brujo Shiva


miércoles, 6 de mayo de 2015

martes, 5 de mayo de 2015